Reciclaje y Uso Adecuado de Envases de Plástico PET

Refresco, té, jugo, agua, salsas, detergentes… líquidos que vienen empacados en envases de PET (Polietileno Tereftalato).

Hoy en día el PET es uno de los materiales más usados para contener muchos de los productos que consumimos diariamente, dadas sus características de ligereza e imagen. Sin embargo como consumidores debemos ser consientes de que cientos de miles de toneladas se basura se acumulan gracias a este consumo embotellado.

De ahí la importancia de convertirnos en consumidores responsables, no se trata de satanizar el uso de estas botellas y envases, sino de direccionarlos cuando hemos terminado de sacarles provecho.

Procura primero separar la basura, puedes ir juntando en tu hogar éste tipo de botellas que se identifican por un triangulo formado por flechas que en el centro tienen el número uno. Después puedes venderlos o llevarlos a contenedores que usualmente se encuentran en delegaciones de la SEMARNAT o establecimientos que ellos te indicaran, o bien en escuelas que cuentan con programas de recolección.

Al momento de almacenarlos procura sacarles el aire y retirar las etiquetas con esto facilitas el reciclaje. Además si llegaran a caer en un basurero común evitas, primero, que el volumen de basura sea mayor, y segundo, que en caso de un incendio el aire contenido por dichos envases causen un fuego interno, debajo de las toneladas de basura (situación que es común en los basureros viejos o con mal manejo).

También puedes sacarle provecho al PET dadas sus características de durabilidad. El guardar en embases de PET líquidos con cierta toxicidad comunes en casa como los detergentes o venenos para bichos, es seguro, siempre y cuando estén bien tapados, evitando con ello el escape de gases.

Por otra parte los envases PET pueden usarse para el desecho de líquidos (como el aceite de cocina) que contaminan más si los tiramos por el drenaje común. Esta sencilla acción evita la contaminación de cientos de litros de agua por cada litro de aceite, y si se lleva acabo este consejo seguramente se evitaran algunas llamadas al plomero.

Cómo ves pequeñas acciones son las que nos convierten en consumidores responsables, no es tan difícil ni exclusivo para ambientalistas y tu puedes hacer un gran cambio para el mejor uso de este tipo de envases ¿cómo? Pues lleva acabo estas prácticas ideas y hazlos extensivos en tu familia, escuela o trabajo. Quién sabe quizás hasta inspires a tus compañeros a hacer un “peteton escolar o empresarial” con el que pueden reunir fondos para la próxima posada o cumpleaños. Tu imaginación es el límite para hacer que más personas sigan tus ideales. Recuerda que el planeta tierra seguro te lo agradecerá.

Comments are closed.