¿Cómo hacer que mi envase o envoltura venda?

Envases llamativos, innovadores, que se ajusten al mercado… Etiquetas de buen gusto, con presencia y del tamaño adecuado. Que si el tetrapack, lo biodegradable, el PET o el clásico vidrio.

Las envolturas, envases y etiquetas son desde hace años la manera de competir en las tiendas de auto servicio, una imagen atractiva es la clave para que los clientes tomen o dejen algunos productos, sobre todo si el precio es similar y el producto tiene una gran cantidad de competidores.

Ahora que la imagen tiene tanto peso ¿cómo hacemos resaltar las cualidades de nuestro producto? Obviamente es necesaria la campaña de posicionamiento en la cual fijemos las características y ventajas de aquello que ofrecemos. Pero no debemos de descuidar el instante en el que se decide la compra, ese en el que las personas están frente al anaquel y tomarán la decisión final. Por eso debemos recordar algunas cosas:

El envase. El tamaño y la figura pueden ser innovadores, diferentes y atractivos pero jamás debemos olvidar su funcionalidad, por ejemplo tenemos un envase de plástico con detergente, que cuenta con una imagen agradable, la etiqueta no sólo tiene un buen diseño sino que también hay en ella toda la información que el cliente necesita, pero es tan alto que no cabe en los espacios del anaquel. Así en un instante el producto queda relegado colocarse en la parte más alta, dónde el consumidor no lo verá o tomará en cuenta en su primera búsqueda.

Cualidades a la vista. Cuidado con el color de nuestro envase y etiqueta, si, debe resaltar del resto de los productos, si, debe ser adecuado a lo que contiene pero sobre todo debe hacer referencia a la necesidad que cubrirá del consumidor, es decir, si es una salsa de jitomate, no olvides proporcionar esa información básica a primera vista mediante una imagen. No servirá de nada que se vea un diseño precioso pero que deja vacía la imagen primaria que busca el cliente. Después de cubrir esto ya podrás hacer el énfasis a otros aspectos en los que destaca tu producto, por ejemplo, si tiene ciertas vitaminas o cuenta con un nuevo condimento. Las cualidades, es decir el plus que le das al consumidor deben estar a la vista pero sin opacar la necesidad primaria a cubrir.

Practicidad. Los envases plásticos también puede hacer que un cliente vuelva o no comprar el producto. La practicidad al momento de consumir es muy importante, imaginemos que nos venden un aceite para auto en un gotero ¿Nos será práctico y útil? Sería tan lento el proceso de cambio de aceite que seguro no volveríamos a tomar ese producto, y viceversa, pongamos el desinfectante de frutas en una lata y será otro rotundo fracaso. Estas ideas son extremas y obvias pero ayudan a ilustrar errores comunes en los envases, y más si son de plástico, material que tiene infinitas posibilidades de uso.

Comments are closed.